On the road with the show (IV) – Traffic lights

Igual que os digo que quien inventó los arcenes en las carreteras ni de lejos era británico ni pisó esta parte del globo, me juego algo a que sí lo fue quien inventó los semáforos. O al menos en el Reino Unido han sabido venerarlos con el respeto que merecen. Comento algunas características básicas de estos artilugios que en ocasiones hasta sirven para regular el tráfico (ya veréis por qué lo digo). Si pones atención hasta puedes ahorrarte algún susto en los cruces.

¿Pensando en conducir por el Reino Unido? Acostúmbrate a ésto.
¿Pensando en conducir por el Reino Unido? Acostúmbrate a ésto.

La diferencia básica respecto a la funcionalidad española radica en el significado de su código de colores. Aquí el amarillo significa “detente con seguridad” a diferencia del españolísimo “acelera capullo que se te cierra”. No miento. Esto lo llevan a cabo básicamente porque aquí conocen las ventajas que el significado “distancia de seguridad” aporta a la conducción no agresiva. De modo que cuando a punto de entrar en un cruce regulado por semáforos se te enciende el amarillo y miras por el retrovisor, te das cuenta en que la inmensa mayoría de ocasiones es seguro detener el vehículo.

Otro aspecto importante y que debes tener en cuenta a la hora de pillar el rosco en las carreteras británicas: la presencia del semáforo redundante. En España estamos acostumbrados a hacer el número de la tortuga con estreñimiento cuando paramos primeros en la línea y estiramos el cuello para ver si se ha puesto verde el semáforo ya que o bien hay que mirar el que tenemos en la vertical o el cabrón de la derecha. No te digo nada si encima se te ha colocado un autobús al lado tapándote la visión de este último. Aquí vas a encontrarte con un semáforo al otro lado del cruce que indica lo mismo que el que tienes al lado y va a facilitar las cosas. ¡Ojo! porque no solemos estar acostumbrados a él y al principio cuando cambias de dirección en un cruce y te encuentras un disco en rojo (es el redundante de los que ahora tienes a tu espalda) tiendes a frenar bruscamente. Estos semáforos te los vas a encontrar en las glorietas también y en ocasiones despista encontrarte un disco en rojo en medio de una rotonda delante de un carril de acceso a la misma. No confundáis los semáforos de dentro de las mega-rotondas en los que hay que respetar por muy español que seas.

El coche rojo se va a encontrar un disco rojo de girar a la izquierda: el mío.
El coche granate, de girar a su izquierda, se va a encontrar con un disco rojo: el mío redundante.

Tal es el cariño de los británicos por este artilugio que acaban desarrollando cierto síndrome de abstinencia y en aquellas carreteras en las que no disponen de alguno en varias millas, tienen que colocar de vez en cuando uno temporal (temporary traffic lights o símplemente temporary lights) Se supone que los instalan para llevar a cabo obras en la carretera y trabajar con arreglo a las normas de riesgos laborales pero es cierto que en ocasiones los he visto instalados debido a que un terruño del tamaño de la cabeza de un cócker spaniel ha invadido discretamente la calzada y se baliza para su posterior limpieza. Por lo tanto, se instalan 2 semáforos temporales y una serie de conos en densidad suficiente como para hacer rebotar a un Smart a 27mph. Es habitual por tanto encontrarte tramos de carretera con un solo carril, limitado por conos y regulado por temporary lights en el que además no ves un simple peón durante las 4 veces que pasas por ahí. Atención ya cuando te acercas a uno de éstos en un cruce improvisado y el cartel reza “4-way control” pues significa que sólo uno de los 4 accesos al cruce va a estar abierto en cada ocasión.

Cuando colocan un semáforo temporal te indican mediante un cartel dónde hay que parar en el caso de encontrártelo en rojo. Haz caso pues encima del semáforo hay un sensor de presencia (esa cajita que hay encima) que activará la secuencia para ponerlo en verde y si paras lejos o vas haciendo el ganso para darle tiempo a que se ponga en verde es posible que no lo haga en mucho tiempo. Hay una leyenda urbana en la que se dice que si le pones las largas lo activas a distancia pero no lo tengo yo claro.

Quieto parao, que hay una piña en la esquinita
Quieto parao, que hay una piña en la esquinita

Otra característica de los semáforos en el Reino Unido es que de rojo a verde hay un paso intermedio y se quedan encendidos a la vez los discos rojo y amarillo. Únicamente significa que se va a abrir el semáforo pues sólo se podrá sobrepasar con el semáforo en verde.

Fiesta.
¡Fiesta! Nótese el sensor de presencia, el cartel indicando dónde detenerse y la ausencia de peones.

Pues ya hemos revisado por encima las características secundarias de los semáforos en este país y paso a indicaros su verdadero objetivo: son las únicas referencias geográficas válidas y por las que vas a ser capaz de llegar a los sitios si preguntas. Haced la prueba, por favor, y si tenéis ocasión preguntad por algún local o parque y veréis como en algún momento os mencionan las traffic lights o en ocasiones únicamente lights. Estos torpedos tienen memorizados cada uno de los semáforos de su área y te harán llegar a tu destino si vas de semáforo en semáforo.

Comparte esta entrada si tú en las librerías españolas buscas el Código de Circulación en la sección de ciencia-ficción extrema por llevar términos como intermitente, respeto y distancia de seguridad o si tú el número de la tortuga con estreñimiento lo haces cuando abres latas de espárragos.

VOCABULARIO:

Traffic light = Punto de referencia geográfica fundamental para orientarse y ser orientado en el Reino Unido. Adicionalmente regula el tráfico mediante un código de colores.

– “With the greatest respect…” = Eres idiota

Shopping in the UK with 0.20€

A ver bípedos, hurgaos en los bolsillos o mirad en el cenicero del coche a ver si os encontráis una moneda de 20cts de euro. Quién la encuentre que me acompañe que nos vamos de compras por el Reino Unido. Y cuando digo compras no me refiero a pillar del Harrods recuerdos para poner encima de la tele (entre otras porque tu pantalla es plana) sino a encontrar lo necesario para el día a día.

Lo típico. Te das cuenta que es sábado, un tímido sol está calentando más de lo habitual y te entran unas ganas terribles de enchufarte un vermú con unas olivitas. Bajas a la plaza todo contento y ojo, ni rastro del Mercamona. Ni del Carrefurcia ni del Ahorramenos. Ya la hemos liado.

Buen intento Danaher, pero no voy a comprarlo.
Buen intento Danaher, pero no voy a comprarlo.

Ánimo que no nos vamos a quedar sin el pelotazo. Sólo hay que saber dónde buscarlo. En esta entrada indicaré una serie de tiendas que veréis habitualmente por centros urbanos/comerciales si pegáis el salto al Reino Unido y que de primeras puede que no os digan nada. Desde luego no es una lista cerrada pues posiblemente hay múltiples y mejores opciones pero sirva para dar los primeros pasos. Os animo encarecidamente a que ampliéis la información aquí recogida o aportéis aquella que estiméis interesante tal y como ya ha hecho Patricia con su comentario. Echadle un ojo y veréis qué risas como en Italia os dé por devolver un jersey que os venga justito de sisa.

Al lío:

* Tesco/The Co-operative/Sainsburys: Los tres son supermercados normalmente con buenas secciones de frutas y verduras si bien en general tienen de todo. Desde cosas de limpieza, menaje, perecederos, congelados, libros, bebidas, juguetes… Vamos para qué liarme, lo que viene a ser un supermercado. De estos hay a veces repartidas pequeñas tiendas con lo mínimo y entonces le colocan el apellido de Express, Metro, Extra…

A destacar: La reducción de precio en algunos perecederos unas 2h antes del cierre de la tienda. Así te podrás encontrar ensaladas, pan, bollería, lácteos a precios interesantes. Sólo tienes que saber que de la bolsa tienen que pasar al frigo y consumirlo prontito. En Sainsburys te vas a encontrar una selección brutal de vinos y constantemente están haciendo ofertas de 2×1. El vermú lo pillamos aquí, venga. Otro punto a destacar es la fantástica atención al cliente de Sainsburys por Twitter y cuyos Community Manager deben odiarme porque les doy más que un dolor de cabeza:

"Flauta del dolor" por Sainsburys
“Flauta del dolor” por Sainsburys

* ASDA/Lidl: Más supermercados pero que se ajustan mejor al bolsillo. Poco decir de Lidl que también os sonará de algo pues la calidad no es cara. Además te encuentras marcas tan exóticas como Maribel, Pepito y Ernesto. El mismo carro comparado con el que sacas del Tesco, puede salirte £10 más barato.

A destacar: En el Lidl el espacio en caja para guardar en las bolsas la compra es mínimo. Aconsejo el uso de carro aunque vayas a por un paquete de pilas AAA pues así puedes ir estibando los bultos ahí y posteriormente meterlos en las bolsas tranquilamente al lado de tu coche. Si no puede que acabes haciéndote un lío y acabes siendo ayudado (y animado, que vergüenza) por el resto de personas que hacen cola. En ASDA, al igual que en Tesco y Co-operative, también hay reducción de precios en algunos perecederos.

"¡Niño! Que cerramos. ¡Nos lo quitan de las manos!"
Hoy ensalada un 33% más sabrosa… para el bolsillo.

* Home Bargains: Esto es como el badulaque de Apu pero sin fresisuis. He de confesar que buscar no es mi fuerte pero es el único sitio en mi pueblín en el que he encontrado lentejas para cocinar. En el resto de sitios sólo las encuentro ya cocinadas y en lata. Los productos de limpieza son asequibles así como material para el baño.

A destacar: Aceitunas españolas a £1.80 los 400gr escurridos. Caro, pero si lo comparas con las casi £3 de los 100gr de Sainsburys se proclaman como la opción correcta para acompañar el vermú.

* HomeBase: Tienda especializada en el acondicionamiento y decoración de hogar y jardín. Si buscas material para arreglar un fregadero o apretar un tornillo hexagonal de la caldera, este es tu sitio.

A destacar: Los destornilladores especializados son caros pero efectivos. Vienen con un capuchón de plástico que no hace falta romper para usarlos, sólo retirarlo un poco. Que lo devuelvas al día siguiente y te devuelvan el dinero ya depende de ti. Se me ocurre por decir, vamos. ¿No?

* Argos: Tanto si piensas en pillarte un GPS (ojo, con lo que le gustan aquí los acrónimos resulta que éste debe parecerles vulgar y se enteran mejor si preguntas por un SatNav), como una linterna led, un colchón hinchable y su bomba, una tele o una lavadora éste es tu sitio. Es compra física por catálogo (no, no he empezado con el vermú aún). Revisas en tienda el catálogo, rellenas un papelito con los códigos y cantidades y lo entregas en caja. Sueltas la pasta y vas a la zona de recogida en donde en un monitor ves si tu pedido está listo para ser entregado o toca esperar.

A destacar: Tienen productos marca blanca Argos que se pueden devolver sin presentar el tique de caja pero siempre que el embalaje sea el original y esté en buen estado. Aún así conservad el tique de compra siempre, pues no sé si fue porque pregunté ver al manager que es el que me atendió y el que puede tomar estas decisiones.

* Boots: Drogas legales con receta (prescription) y sin ella, cremitas de la cara y de los muslos, tiritas, seda dental y esas cosas. Las medicinas sin receta (over the counter) se pueden comprar también en los supermercados así que no hace falta que os volváis locos buscando un Boots para conseguir una caja de paracetamol.

A destacar: No vas a encontrar botas aunque ellos se las ponen todos los días gracias a sus precios.

Y me preguntaréis, ¿para qué los 20 céntimos de euro? ¡Pues para sacar el carro! Nada de meter una libra o 50p que es posible que te lo hayas dejado en chicles. Desde luego aquí euros y fracciones no los vas a gastar así que te aseguras carro en los supermercados:

 

Y ya cerrando. Normalmente no hay mínimo para poder pagar con tarjeta de débito en la mayoría de negocios. Cuando pagas una cantidad irrisoria con plástico la persona en caja te suele preguntar si quieres “Cash back“. Esto es, que te faciliten efectivo y lo cargan a la tarjeta (sin comisiones). Normalmente es un favor mutuo pues está claro que vas con poco suelto y a ellos no les desfavorece tanto la transacción en el caso que a ellos sí les cobren comisiones por el método de pago.

Comparte esta historia si te has hurgado en la nariz en vez de en el bolsillo o si tú sólo tienes clips y una goma de borrar redondeada por el uso en el cenicero del coche.

VOCABULARIO:

– “Can I help you?” = Desde seguridad me soplan que llevas 10 minutos seguidos mirando muy fijo el mismo estante. Vengo a resetearte.

– “It´s not quite what I had in mind” = Pero qué narices me estás enseñando.