On the road with the show (V) – Diversion

Una tilde.

Una simple tilde en esa triste “O” y te arreglarían la vida en las carreteras británicas. Pero no es así y la DIVERSION ([daiver-shn] o Desvío) se queda como tal y muy alejada de cualquier posible fuente de diversión.

Tira a la izquierda. Verás que risas, corazón.
Tira a la izquierda, corazón. Verás que risas.

Aunque para diversión, la de esta gente poniéndole simbolitos a las señales de dirección. ¿Te has preguntado alguna vez qué hacen un cuadrado o un triángulo en las indicaciones a cualquier población? ¿No? Pues ¡ea! pega un bote en mi coche que vamos de ruta y te explico.

Divertido o no, eso implica una diversion
Divertido o no, eso lleva implícito una diversion

Comentaba en otra entrada la facilidad con la que británicos te organizan unas obras en las carreteras al estilo “top manta”. Veamos. Vas de buen rollete circulando por una carretera aparentemente en buen estado y el camión que va delante tras pegar un frenazo empieza a vomitar tíos con cascos y chalecos reflectantes y haciendo ¡plas! te llenan la carreterina de conos y semáforos en nada de tiempo. En ocasiones se les va de las manos y en vez del “top manta” te acaban montando el número del “islote Perejil”, cabra incluída, o lo que ellos denominan: major road works. Esto implica normalmente un corte total de la carretera y que te tengas que buscar la vida tirándote por las carreteras vecinas en el mejor de los casos o tirándote de un puente si esto ocurre en hora punta.

Pero por muy caótico que parezca no todo está perdido. A no ser que sean unas obras de emergencia, con antelación se habilitará una ruta alternativa que viene identificada con aquellas figuritas geométricas que os comentaba antes y algunas más. Éstas son: triángulo, cuadrado, círculo y rombo de color negro y sobre fondo amarillo. Ojo que las mismas pueden ser sólidas o sólo su contorno considerándose diferentes entre ellas. Así que si no me fallan las cuentas tenemos 8 símbolos diferentes.

Así por ejemplo y siguiendo el esquema 1 que me acabo de montar en MS Paint (lo juro) te diriges de a hacia d, pasando por b y c pero te chafan este último tramo (b-c). La alternativa es ir a z y de ahí bajar a c para finalmente llegar a d.

Nada de hipotenusas aunque no descarto catetos.
Esquema 1: Nada de hipotenusas aunque no descarto la aparición de algún cateto

¿Verdad que antes de explicar nada lo has visto? En b te indican que sigas el círculo para llegar a c y el cuadrado para llegar a d. En el tramo alternativo b-z-c coexisten ambas rutas y así se mostrará en las señales.

Las redes de rutas alternativas son más complicadas que eso y las obras en carretera bastante abundantes, de ahí que tengan que usar hasta 8 símbolos diferentes para no hacer un lío monumental en rutas que se solapan. IMPORTANTE: En estos casos sigue el simbolito en cada cruce, rotonda y población y olvídate de lo que te indique el GPS pues el tío agonía tiende a llevarte hacia la carretera cortada una y otra vez. Se te indicará cuándo dejar de seguir los simbolitos cuando pases la señal de “DIVERSION ENDS

Solape de desvíos a la izquierda y todo un puntazo si sigues recto
Solape de desvíos a la izquierda y todo un puntazo si sigues recto

Pues mira, después de esta explicación casi empiezo a pensar que puede haber algo de diversión si caes en la cuenta que para llegar a tu destino tienes que seguir las señales al estilo Pulgarcito pero que en vez de piedras blancas o migas, lo haces siguiendo triangulitos.

Por aquí la entrada de las obras en las carreteras y los semáforos portátiles: Traffic lights

Comparte esta entrada si tú cuando ves el cartel de “Diversion Ends” te preguntas que en qué momento llegó a comenzar la diversión o si tú en vez de leer “tirarte por la carretera vecina” has leído otra cosa merecedora de llevar dos rombos sólidos sin fondo amarillo.

VOCABULARIO:

DIVERSION = Ausencia de diversión.

– “To smell a rat…” = Olerte que van a cortarte tu carretera favorita al ver cómo figuras geométricas están invadiendo sus señales habituales.

Advertisements

On the road with the show (IV) – Traffic lights

Igual que os digo que quien inventó los arcenes en las carreteras ni de lejos era británico ni pisó esta parte del globo, me juego algo a que sí lo fue quien inventó los semáforos. O al menos en el Reino Unido han sabido venerarlos con el respeto que merecen. Comento algunas características básicas de estos artilugios que en ocasiones hasta sirven para regular el tráfico (ya veréis por qué lo digo). Si pones atención hasta puedes ahorrarte algún susto en los cruces.

¿Pensando en conducir por el Reino Unido? Acostúmbrate a ésto.
¿Pensando en conducir por el Reino Unido? Acostúmbrate a ésto.

La diferencia básica respecto a la funcionalidad española radica en el significado de su código de colores. Aquí el amarillo significa “detente con seguridad” a diferencia del españolísimo “acelera capullo que se te cierra”. No miento. Esto lo llevan a cabo básicamente porque aquí conocen las ventajas que el significado “distancia de seguridad” aporta a la conducción no agresiva. De modo que cuando a punto de entrar en un cruce regulado por semáforos se te enciende el amarillo y miras por el retrovisor, te das cuenta en que la inmensa mayoría de ocasiones es seguro detener el vehículo.

Otro aspecto importante y que debes tener en cuenta a la hora de pillar el rosco en las carreteras británicas: la presencia del semáforo redundante. En España estamos acostumbrados a hacer el número de la tortuga con estreñimiento cuando paramos primeros en la línea y estiramos el cuello para ver si se ha puesto verde el semáforo ya que o bien hay que mirar el que tenemos en la vertical o el cabrón de la derecha. No te digo nada si encima se te ha colocado un autobús al lado tapándote la visión de este último. Aquí vas a encontrarte con un semáforo al otro lado del cruce que indica lo mismo que el que tienes al lado y va a facilitar las cosas. ¡Ojo! porque no solemos estar acostumbrados a él y al principio cuando cambias de dirección en un cruce y te encuentras un disco en rojo (es el redundante de los que ahora tienes a tu espalda) tiendes a frenar bruscamente. Estos semáforos te los vas a encontrar en las glorietas también y en ocasiones despista encontrarte un disco en rojo en medio de una rotonda delante de un carril de acceso a la misma. No confundáis los semáforos de dentro de las mega-rotondas en los que hay que respetar por muy español que seas.

El coche rojo se va a encontrar un disco rojo de girar a la izquierda: el mío.
El coche granate, de girar a su izquierda, se va a encontrar con un disco rojo: el mío redundante.

Tal es el cariño de los británicos por este artilugio que acaban desarrollando cierto síndrome de abstinencia y en aquellas carreteras en las que no disponen de alguno en varias millas, tienen que colocar de vez en cuando uno temporal (temporary traffic lights o símplemente temporary lights) Se supone que los instalan para llevar a cabo obras en la carretera y trabajar con arreglo a las normas de riesgos laborales pero es cierto que en ocasiones los he visto instalados debido a que un terruño del tamaño de la cabeza de un cócker spaniel ha invadido discretamente la calzada y se baliza para su posterior limpieza. Por lo tanto, se instalan 2 semáforos temporales y una serie de conos en densidad suficiente como para hacer rebotar a un Smart a 27mph. Es habitual por tanto encontrarte tramos de carretera con un solo carril, limitado por conos y regulado por temporary lights en el que además no ves un simple peón durante las 4 veces que pasas por ahí. Atención ya cuando te acercas a uno de éstos en un cruce improvisado y el cartel reza “4-way control” pues significa que sólo uno de los 4 accesos al cruce va a estar abierto en cada ocasión.

Cuando colocan un semáforo temporal te indican mediante un cartel dónde hay que parar en el caso de encontrártelo en rojo. Haz caso pues encima del semáforo hay un sensor de presencia (esa cajita que hay encima) que activará la secuencia para ponerlo en verde y si paras lejos o vas haciendo el ganso para darle tiempo a que se ponga en verde es posible que no lo haga en mucho tiempo. Hay una leyenda urbana en la que se dice que si le pones las largas lo activas a distancia pero no lo tengo yo claro.

Quieto parao, que hay una piña en la esquinita
Quieto parao, que hay una piña en la esquinita

Otra característica de los semáforos en el Reino Unido es que de rojo a verde hay un paso intermedio y se quedan encendidos a la vez los discos rojo y amarillo. Únicamente significa que se va a abrir el semáforo pues sólo se podrá sobrepasar con el semáforo en verde.

Fiesta.
¡Fiesta! Nótese el sensor de presencia, el cartel indicando dónde detenerse y la ausencia de peones.

Pues ya hemos revisado por encima las características secundarias de los semáforos en este país y paso a indicaros su verdadero objetivo: son las únicas referencias geográficas válidas y por las que vas a ser capaz de llegar a los sitios si preguntas. Haced la prueba, por favor, y si tenéis ocasión preguntad por algún local o parque y veréis como en algún momento os mencionan las traffic lights o en ocasiones únicamente lights. Estos torpedos tienen memorizados cada uno de los semáforos de su área y te harán llegar a tu destino si vas de semáforo en semáforo.

Comparte esta entrada si tú en las librerías españolas buscas el Código de Circulación en la sección de ciencia-ficción extrema por llevar términos como intermitente, respeto y distancia de seguridad o si tú el número de la tortuga con estreñimiento lo haces cuando abres latas de espárragos.

VOCABULARIO:

Traffic light = Punto de referencia geográfica fundamental para orientarse y ser orientado en el Reino Unido. Adicionalmente regula el tráfico mediante un código de colores.

– “With the greatest respect…” = Eres idiota

On the road with the show (III) – Parking like a boss

Todo son risas en las carreteras británicas hasta que decides aparcar. Ese momento de tensión en el que incluso sin darte cuenta bajas el volumen de la música. Como si eso te facilitase escuchar los huecos libres.

Pues monta conmigo, ponte el cinturón y abre los ojos que vamos a hacer un corto recorrido pero intenso. Igual hasta te pregunto algo para comprobar que me prestas atención.

Aquí el artista pintor se quedó contento
El tío de la brocha este día estuvo inspirado

No te asustes si en medio de una carretera de doble sentido en una zona residencial me bajo del coche y lo considero aparcado. No hay marcas en la calzada que lo impidan y bajo la presunción de aparcamiento asumiremos que “siempre estará permitido aparcar hasta que se demuestre lo contrario”. Atención por tanto a las marcas en la calzada pues te indicarán cómo proceder para evitar que te receten civismo a un precio feo.

ParkingLikeABoss
Aparcamiento legal “a la mecagüen” No líneas, no placas. Aquí lo tiro.
ParkingRandom
¿Sin línea? Aquí lo suelto. Preferencia de paso en el carril que queda libre, para el primero que llegue.

Y digo marcas en la calzada porque como busques las señales verticales vas listo de papeles. Olvídate de las placas tamaño tapa de alcantarilla que abundan en España. Aquí la restricción de aparcamiento se baliza con carteles del tamaño de una chapa de Mirinda.

Como regla general:

Sin línea = Sin ley

Línea blanca simple = Suele indicar el borde de la calzada. En principio no aplica restricción. Busca las chapas de Mirinda por si acaso.

Línea blanca simple con terminaciones en “T” = No aparques. Suelen coincidir con rebajes de acera o accesos a casas. Sin serlo exactamente pero se podría decir que es un equivalente al “Vado permanente” español.

Línea amarilla simple = Prohibido aparcar siempre y prohibido detenerse en las horas y días establecidos en la señal vertical. Lleva lupa por si quieres leerla.

Parking
¿Ves la placa con la restricción? Te doy una pista. Está a la izquierda de la foto. No es broma. Te permito usar el zoom (pincha sobre la imagen)

Doble línea amarilla = Prohibido aparcar y detenerse en todo momento. En ocasiones esta doble amarilla se sustituye por una simple pero la restricción en la placa reza “at any time”.

SingleYellow
¿Ves? No te mentía. A la izquierda de la ventana.

Líneas rojas = (Gracias por el aporte, David) Corresponden a la Red Route y son zonas de alta congestión de tráfico. Por tanto básicamente las vas a ver en Londres y creo que alguna existe en Edimburgo. Es un paso más a la restricción de las amarillas pues no se permite ni parar para dejar a una persona y tampoco para carga y descarga por breve que sea la parada. Sólo los taxis con licencia o personas con movilidad reducida correctamente identificados pueden parar un segundín. Esta ruta está vigilada constantemente por cámaras o por coches con tíos con fusta que no dudan en usarla si te has portado mal. Que sea doble o simple, como en el caso de las amarillas. Depende de la temporalidad de la restricción. Doble nunca y simple según lo indicado en las placas. En todo caso el aparcamiento está prohibido siempre.

Línea en zig-zag = Posíblemente el tío de la brocha iba puesto de pintas. De todas formas, ni aparques, ni pares, NI ADELANTES pues indican que te acercas a una rotonda, semáforo, paso de cebra o punto en el que hay que extremar la atención porque te puede saltar un peatón en cualquier momento.

ZigZag
Menudo artista el de la brocha, ¿verdad?

¿Aún tienes tus reservas para dejar el coche en la calle? Tranqui, hay más alternativas de aparcamiento a la hora de llegar a tu destino y no acabar comiéndotelo:

Park + Ride = En aquellas ciudades/villas con cierto atractivo turístico y cuyas calles son un infierno en cuanto a aparcar se refiere, suelen habilitar en las afueras aparcamientos gratuitos con un servicio regular de autobús que te llevan al centro. El autobús se paga y rondan las £2 el billete de ida y vuelta. No funcionan las 24h así que conviene revisar las horas de servicio en los paneles o páginas web del ayuntamiento correspondiente.

Aparcamientos públicos “at random” o el “stock market del parking” = Hay aparcamientos diseminados por las zonas urbanas. Su distribución así como su política de precios sigue una lógica similar a la de querer ordenar por tamaño los gajos de una mandarina, lanzando ésta contra una pared con gotelé. O peor. Localizar el aparcamiento ideal conlleva un estudio previo por internet para evitar sustos.

Así por ejemplo en Birmingham al lado de un gran centro comercial (Bull Ring) hay un aparcamiento que por dejar el coche unas 3h te soplan £8. A 150 metros de ese aparcamiento, por £4 lo puedes dejar 24h y además renovar el tique de aparcamiento vía aplicación del móvil.

Centros Comerciales = Ojo pirojo. Son aparcamientos grandes, con mucho hueco libre y sin barreras que los convierten por tanto en cantos de sirena cuando por un pueblín llevas dadas más vueltas que un hijoputa en busca de la partida de nacimiento. Su estancia está limitada por un tiempo máximo (suelen ser de 90 minutos a 2h) pasado el cual tienes que salir y no volver en 1 ó 2h como mínimo. Si no cumples, se sancionará. No digo que a lo mejor te sancionan. Te pasas, te la clavan. La regulación se lleva a cabo por lectores automáticos de matrícula o por un controlador con cara de haberle lamido el sobaco a Falete en agosto. La información de estos aparcamientos se desglosa en placas fácilmente visibles y distribuidos por todo el aparcamiento.

Lidl
¿No te apetece leer? Filtra: 90-90-2 (90 min máx, £90 multa, no volver en 2h)

Ya hemos llegado. No ha sido tan malo, ¿verdad? Seguro que has visto cosas más curiosas o tienes tus propios trucos para aparcar en el Reino Unido sin acabar con canas, ¿por qué no nos las cuentas?

Y aplicando lo que has aprendido, ¿no parece esto un poco redundante?:

Ellesmere
Seguro que hay una interesante historia detrás de esto.

Comparte esta historia si echas de menos un trago de Mirinda o si ordenas los gajos de mandarina con odio del malo.

VOCABULARIO:

– “Parking Fine” = Si te encuentras esta nota en el parabrisas, no están alabando tu pericia en el aparcamiento. Todo lo contrario.

– “Nice blinker, moron” (vulg.) = Caballero, es posible que tenga el intermitente fundido pues al activarlo para señalizar su maniobra de mierda, el mismo no se le ha encendido.

On the road with the show (II) – About the roundabout

Las glorietas en el Reino Unido merecen un capítulo aparte. No porque tengan dificultad por tomarse en el sentido contrario al que estamos acostumbrados, sino en la variedad de ellas y sus normas específicas que han de cumplirse si no quieres que te griten desde otro coche cosas tan malas como “You disappointed me!

Rotondaputada nivel: Te cagas en las bragas
Rotondaputada nivel: Te cagas en las bragas

Tomar una rotonda del revés es materialmente imposible, así que nos quitamos al menos una posible preocupación. En la inmensa mayoría de ocasiones, el carril de acceso a la glorieta te está colocando en la dirección que debes tomarla. Si es una rotonda mediana o grande, en la isleta central tendrás balizamiento indicando el sentido del baile. A no ser que tu instinto suicida te supere, déjate llevar y verás que todo va a salir bien.

Si te metes al revés en esta rotonda, háztelo mirar por un especialista
Si te metes al revés en esta rotonda, háztelo mirar por un especialista

A continuación comento de manera general las características de los tipos principales de glorietas:

Miniglorieta: Común en confluencias de calles no muy transitadas con un carril por cada sentido. Es como un cruce de toda la vida pero orondo, como si hubiese estado merendando bollicaos desde que nació. Aquí te encuentras en medio del cruce un punto blanco o un empedrado para indicar que se trata de una minirrotonda pero la cual puedes pasar por encima. Se acompaña de flechas pintadas en el suelo por si vas más atento del whatsapp que de la conducción. Como en todas, se deja pasar al que venga por tu derecha y no está de más que indiques tus intenciones con el intermitente.

IMG_3884
Miniroundabout

Figúrate que te encuentras una de éstas con 3 salidas y no viene nadie por tu derecha:
* Si vas a girar a la izquierda, indícalo y toma la rotonda como una normal. Permites al que espera a tu izquierda, iniciar su maniobra mientras tú sales silbando.
* Si vas a seguir recto, no indiques nada y ábrete ligeramente a la izquierda pero con la intención de pasar por encima del medio de la rotonda. Todo ok.
* Si vas a girar a tu derecha, indícalo con el intermitente y pasa deliberadamente por encima del medio de la rotonda. Si viene uno de frente, se va a esperar porque has puesto el intermitente de la derecha (porque lo has puesto, ¿no?)

En esta birria de rotondas como tu intención sea la de ir a la derecha y la hagas como una normal (abriéndote mucho y evitando tocar el centro) das la sensación de que vas a tirar por la primera salida y puedes encontrarte con que el resto inicia su marcha alocada. Susto.

Glorieta o rotonda de toda la vida (o casi): Es la más parecida a lo que te encuentras en España salvo por el sentido de la marcha. Suele tener un mínimo de dos carriles dentro de la glorieta y por tanto 2 carriles de acceso también. Aquí el juego comienza 50 yardas antes, leyéndote y entendiendo el cartel que indica la dirección a tomar pues de ello dependerá en qué carril deberás colocarte antes de entrar.

Roundabout. Nótese la indicación de velocidad máxima antes de entrar en ella.
Roundabout de un carril. Nótese la indicación de velocidad máxima antes de entrar en ella.

Así como regla general deberás:
* Si vas a tomar la primera salida, poner el intermitente, colocarte en el carril izquierdo de acceso y una vez que te cerciores que no se acercan cilcistas, coches, motos, caballos y demás por tu derecha, iniciar la marcha y tirar.
* Si vas a tomar la segunda salida, NO poner ningún intermitente, colocarte en el carril izquierdo de acceso y cuando sea seguro entrar, PERMANECER en el carril izquierdo. Superada la primera salida, poner el intermitente de la izquierda y salir como un boss. No acortes carriles a la española o acabarás tirando de boli para firmar el parte de accidentes.
* Si quieres ir por la tercera salida. Colócate en el carril de acceso de la derecha con el intermitente de la derecha. Inicia cuando sea seguro y mantente en el carril derecho de la rotonda. Mantén el intermitente hasta haber superado la segunda salida momento en el que puedes ir colocándote a la izquierda, siempre que lo indiques correctamente.
Éstas son reglas generales y deberás estar atento a las placas que indican en qué carril de acceso deberás colocarte (STAY IN LANE) para no ganarte un pitido o algo peor.

La madre de todas las glorietas: Estas son como miniciudades. Enlazan grandes avenidas, autopistas y señoras calles. Reguladas por semáforos e incluso dentro de las rotondas te encontrarás más semáforos e isletas. Así que la colocación en los carriles aquí es fundamental. Para ayudarte en la orientación, pintado en el pavimento se te indicará el carril correcto en el que debes colocarte así que apréndete la carretera a tomar (y su sentido: norte, sur…) y sigue la pista (A406(E), M6(N), M6(S), etc). Las indicaciones antes de entrar en ellas son preocupantemente caóticas a veces.

Asume esta información antes de entrar... Suerte maestro
Asume esta información antes de entrar… Suerte maestro

Común a todas ellas, indicar que la velocidad máxima a la que podrás circular en aquella carretera que elijas posteriormente, se te indicará ANTES de entrar en la glorieta. Toma ya. Así si antes de entrar en una rotonda, te encuentras la señal de (40) una vez que salgas de la rotonda no podrás superar esa velocidad. Si la placa no tiene número y es una franja gris, indica que podrás circular a la máxima para esa vía, por lo que si sales a una carretera de un carril para cada sentido será 60mph pero si acabas en una de dos carriles para cada sentido será de 70mph.

A partir de estas 3 modalidades básicas de rotondas, te puedes encontrar combinaciones de todos los tipos, colores y sabores. Es como si alguien muy enfadado con el mundo se hubiese dedicado a investigar el reflejo de los conductores colocando rotondas absurdas a modo de prueba y las hubiese dejado ya así para siempre. Así te puedes encontrar la “doble rotonda anillada con restricción de altura hacia el norte” cuya foto está al inicio de esta entrada, como que te encuentras “rotondas de salida centrípeta” como la que hay en la junction 7 de la M6 a la salida de Birmingham.

Rotonda de salida centrípeta
Rotonda de salida centrípeta

Comparte esta entrada si conoces a gente que sigue enfadada con el mundo a pesar de desayunar fibra todos los días o si te has calzado alguna vez algún bollicao a escondidas.

VOCABULARIO:

– “You’ll find a tricky roundabout on your way home” = Búscate ruta alternativa a tu casa si quieres llegar a la hora de cenar y con todos los dientes.

– “Quite good!” = Absolutamente terrible. Mucho peor de lo que esperaba.